jueves, 29 de septiembre de 2011

DIENTE DE LEÓN (Taraxacum officinale)

Por Begoña Rojo



Su nombre común proviene del francés dent de lion, por la semejanza de sus hojas con una dentadura.

Esta planta era desconocida antes del siglo XVI, por lo menos ningún médico ni botánico la cita y uno de los primeros en hacerlo es Bock, diciendo de ella, en el año 1546, que es un buen diurético. En cambio, la achicoria, con la que está emparentada, ya era mencionada en el papiro de Ebers (de unos 1550 años a. C.) uno de los textos egipcios más antiguos que han llegado hasta nosotros.



En el siglo XVI, Pier Andrea Mattioli, un médico italiano, autor de Commentari in Sex Libros Pedacii Dioscórides, escribió:

“Los magos dicen que si una persona se frota a sí mismo con un diente de león será bienvenido en todas partes y obtendrá lo que desee”.

Asimismo, se creía que al frotar la piel con el látex del diente de león, uno se aseguraba ser bien recibido en cualquier hogar.



Según la astrología, el diente de león corresponde al elemento aire. Es regido por Júpiter y considerado una planta masculina. Las hierbas regidas por este planeta son alegres, benévolas, tranquilizadoras y festivas. El diente de león también se encuentra bajo el dominio del sol, que es el que gobierna las plantas de color brillante. En la medicina ayurvédica, sin embargo, el diente de león se rige por Saturno, que gobierna las hierbas frías, amargas y desintoxicantes.

La doctrina de las signaturas es una creencia popular, según la cual las plantas nos proporcionan aquello para lo que son buenas según su apariencia, lo que se deduce a partir de fragmentos de astrología, alquimia, hechos reales y fantasía; y se basa en la convicción de que observando una planta (el color de sus flores, la forma de sus hojas o de su raíz) es posible determinar su lugar en la naturaleza. Por ejemplo, la forma de una alubia nos dice que esa planta es buena para los riñones, la remolacha de color rojo granate fortalece la sangre; la cabeza de coliflor es benéfica para el cerebro, etc.



El diente de león es una superviviente. Llega a niveles muy profundos en la tierra, con lo cual se hace inmune al fuego y a las madrigueras de los animales. El color amarillo brillante de la flor corresponde al hígado, y por lo tanto explica su uso en el tratamiento de los cálculos biliares y la ictericia. Debido a que el diente de león tiene un tallo y unas raíces lechosas, se le considera benéfico para el aumento de la producción de orina.

Las raíces y las hojas están asociadas con el cuerpo físico, las flores amarillas con la salud mental y las cabezuelas de pedículos florales con el bienestar emocional. Como las semillas vuelan y regresan a la tierra, representan la relajación de la estructura muscular.





El hígado es un órgano que ha sufrido numerosos ataques a causa de las sustancias químicas de nuestro medio ambiente. De manera semejante, el diente de león continúa adaptándose y ayuda a su vez al organismo humano a adaptarse. Esta es una planta tenaz: crece en las grietas de las aceras, medra a pesar de multitud de herbicidas y puede incluso resistir descargas eléctricas de 20.000 voltios. Donde se corta el césped, se mantiene pequeño, pero cuando crece sus tallos se estiran hasta alcanzar una gran altura a fin de captar los rayos del sol. Si se cortan las hojas o las flores, crecen más en los siguientes días.



Parece apropiado pues, que una planta que se ha adaptado tan bien al entorno pueda ayudar a los seres humanos a hacerlo en un planeta contaminado, mientas hacemos todo lo que podemos para corregir la situación.

La simple abundancia de diente de león tal vez sea una señal de que debemos utilizar más este regalo que la naturaleza ha puesto a nuestra disposición.



¡Hay tantos cuentos maravillosos y tanta mitología acerca de esta planta! Los siguientes ejemplos son sólo una pequeña muestra de las creencias populares que he recogido sobre el diente de león:

Se dice que tomar un té de hojas de diente de león estimula la videncia psíquica, en especial si el té se ingiere mientras se visualiza el aumento de esa facultad.

Si las chicas soplan la cabeza de sus semillas, el número de semillas restantes determinará cuántos hijos van a tener una vez que se casen.

Cuándo una chica sopla sobre una cabeza de sus semillas y queda al menos una, significa que su amado está pensando en ella.

Cuando las semillas pubescentes se escapan del diente de león sin que haya viento, significa que lloverá.

Los enamorados deben soplar la cabeza de las semillas del diente de león en dirección a sus amados/as como mensajes de amor.

Pide un deseo y a continuación sopla sobre la cabecilla de semillas, si todas y cada una de ellas echan a volar, tu deseo se hará realidad.



En el lenguaje victoriano de las flores, el diente de león significa amor.


MEDICINA AYURVÉDICA



Ayurveda, que se traduce como “ciencia de la vida”, es un sistema tradicional hindú de curación que actualmente está ganando adeptos en todo el mundo. Este sistema se basa en las relaciones mente-cuerpo-espíritu, manejando tipos de energía y sustancias específicas. En el ayurveda, el diente de león se considera una hierba que ayuda a purgar el ama (toxinas y residuos acumulados) del cuerpo. Esta planta nutre el elemento aire (vata) y disminuye el fuego (pitta) y el agua (capa), por lo que debe utilizarse con cuidado en las personas que tienen una constitución extremadamente vata. Tal y como ocurre en la medicina china, al diente de león se le considera amargo, dulce y refrescante.

En la medicina ayurvédica, el diente de león se usa para detener la energía en el hígado y la vesícula biliar, a la vez que contribuye a reducir los malestares de la bilis, así como las problemas de pecho, como tumores, carcinoma, producción insuficiente de leche, quistes o inflamación de las glándulas linfáticas. La hoja del diente de león se usa sobretodo para los estados agudos y la raíz para los estados crónicos. Como forúnculos, carbunclos, gota y cáncer.

La medicina ayurvédica sostiene que el diente de león es benéfico contra la pérdida del apetito y la mala digestión, ya que mejora la asimilación. Se usa también para problemas ginecológicos como inflamación de la pelvis y endometriosis. Se considera astringente, fortificante para todo el cuerpo, así como un tónico refrescante y benéfico para el tratamiento de las infecciones.



El diente de león se ha utilizado para curar casi todo, en toda época y lugar. Como planta medicinal es en sí misma una farmacia, siendo una de las hierbas más usadas en todo el mundo. Los órganos sobre los que principalmente actúa son el hígado, los riñones, la vesícula biliar, el páncreas, los intestinos y la sangre. Concretamente se le considera una de las plantas más seguras e importantes para el hígado.

Desde el punto de vista médico, la raíz del diente de león es mucho más beneficiosa en su estado natural, aunque puede tomarse en infusión, extracto o cápsulas, al igual que las hojas, que pueden usarse frescas o secas. De los tallos frescos se obtiene la savia, rica en propiedades medicinales, La mejor forma de utilizar las flores es como alimento cuando están frescas.



Las hojas, con sus ricas propiedades minerales, se pueden emplear para fortalecer los huesos (protegen contra la osteoporosis) y los dientes.  Si tomamos las hojas de diente de león en infusión, contribuiremos a incrementar la movilidad de nuestras articulaciones y reduciremos la rigidez, a la vez que el colesterol y el ácido úrico, al mismo tiempo que también estimularemos una buena digestión.

Si lo que tomamos son sus raíces, después del parto nos ayudarán a expulsar la placenta. En Alemania, el látex que se extrae del tallo de esta planta se usa para mejorar la salud ocular. En China se emplean las hojas para tratar los orzuelos y la conjuntivitis. También se han usado durante mucho tiempo en el tratamiento contra el cáncer, dado su alto contenido en clorofila y antioxidantes como el betacaroteno y los flavonoides. La raíz es rica en fitosterol, por lo que es excelente para los sofocos de la menopausia.

Al igual que otras hierbas que tienen un efecto benéfico sobre el hígado, también esta contribuye a calmar la ira, la depresión, los celos, la hipersensibilidad y el resentimiento. Así pues, piensa en esta planta como algo beneficioso tanto emocional como físicamente;

¡Una gran fuerza curativa sin efectos secundarios!





6 comentarios:

  1. Hola, te felicito, muy interesante el tema, me encantó. Empecé a leerte en dedos y me guiaste aquí lo cual agradezco porque pude conocer este hermoso espacio. Soy también amante de las plantas y especialmente las medicinales porque me han ayudado mucho, ahora después de abandonar los quimicos que me estaban haciendo más daño que la misma enfermedad estoy muy bien controlándome sólo con plantas.
    Un gran abrazo y te felicito.

    Marina

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias por tu comentario Marina.

    Efectivamente las plantas medicinales responden bien a los tratamientos, son más lentas que los medicamentos pero a la larga, son curativas a fondo. Desgraciadamente, hay algunas enfermedades muy graves en los que el tratamiento debe ser combinado con las medicinas quimicas. Yo recomiendo siempre seguir la atención médica y ayudar o complementar con plantas sobre todo para evitar los temibles efectos secundarios. Las "dos" medicinas (la convencional y la alternativa) no están hechas para destruirse la una a la otra, sino para complementarse. Ese es el camino...

    Cualquier duda o consulta que se te plantee, por aquí estoy por si puedo ayudar en algo.

    Un abrazo y muchas gracias por estar por aquí y por tu comentario.

    ResponderEliminar
  3. hola begoña donde consigo en madrid unas plantas de ajenjo..gracias

    ResponderEliminar
  4. Hola:

    Pues ahora fuera de temporada ingual te es dificil... yo, vivo cerca de la Vaguada, en el Barrio del Pilar, y en Alcampo de la Vaguada suelen tener plantas medicinales todo el año, mejor dicho, no el mismo Alcampo que hay pocas, si subes a la planta 1 de la Vaguada, tienen su vivero y allí hay mucho más surtido. Si las quieres plantar desde semillas, yo las he comprado allí, aunque cuando hay mucho mas surtido de todo, es cuando se acaban las compras de navidades, en enero, ponen muchisimo de plantas, logicamente con vistas a primavera que es época de siembra.

    En El Corte Inglés de Castellana tambien hay mucho surtido, allí yo he conseguido semillas dificiles de conseguir, como por el ejemplo de drago y sterlizia... y de plantas medicinales y de huerta, tienen mucho.

    Ahora que ya te digo, semillas de ajenjo, las conseguí en Alcampo de la Vaguada, germinan bien y rápido.

    Siento que justo ahora no tengo yo plantado ajenjo, si no te daría algún esqueje...

    Abrazos

    ResponderEliminar
  5. Las raíces de diente de leon son utilizadas principalmente para ayudar al buen funcionamiento del hígado y de la vesícula biliar. También se utiliza como un estimulante del apetito y para ayudar a una buena digestión.

    ResponderEliminar
  6. El Diente de León , puede utilizarse para tratar enfermedades de la piel como el acné, la urticaria, eczema y la psoriasis.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...