jueves, 28 de julio de 2011

DRAGO: Sangre de Grado

DRAGO (Dracaena Draco L) - Sangre de Grado
Por Begoña Rojo




Relata Eurípides en su “Hipólito” que allí donde se acaban las rutas del mar y se encuentra el límite con el cielo se encuentra el jardín de las Hespérides:
“Se trata de unas tierra maravillosa dónde las fuentes destilan la ambrosía, el alimento de los dioses”.


Las Hespérides (las Vespertinas o las Occidentales) eran hijas de la Noche, que vivían en un inmenso jardín de árboles de daban frutos de oro y que vigilaba una enorme serpiente  (en griego drákon).


El hecho de que en algunos relatos griegos citaran la proximidad del maravilloso Jardín al reino de Atlas y que en la baja Edad Media se incluyera a las Islas Canarias en la órbita Europea, llevó a la especulación de que se encontrara situado en las islas. Concretamente Núñez de la Peña, lo sitúa en el Valle de la Orotava, Ta-oro que en su particular etimología se traducía como “de tanto oro” porque en él se producían unas magníficas manzanas de color dorado. El poderoso Atlas, sería en este caso el Teide, y la serpiente de siete cabezas que custodiaba el jardín (recordemos drákon), habría dado lugar a los dragos que cercaban el valle.


Según el escritor isleño Juan Álvarez Delgado, el mítico dragón personifica una gran fuerza de la Naturaleza, perfectamente identificable con los volcanes de la isla, ya que si bien el fuego sale de la boca del dragón, también lo hace de las entrañas de los volcanes que reparten su fuego por la isla arrasándolo todo. Es fácil que los navegantes griegos que recorrían las costas de las Islas, vieran por las noches las llamas volcánicas e identificaran en ello al dragón que lanzaba llamaradas y rugía protegiendo a las Hespérides.


Éste Dragón mítico, quedó convertido en el Drago canario, entre otras cosas por su forma, ya que su grueso tronco daría forma al cuerpo del Dragón y sus particulares  ramas serían identificadas con las cabezas, semejantes en su forma a la hidra y por su peculiaridad de que al cortarlas, en su lugar nacen muchas más, al igual que al cortar una cabeza de la Hidra de Lema, brotaban 10 más en el mismo sitio.


La fama del árbol, continúa en parte ya que la resina o jugo que exuda al incidir en él, se condensa y adquiere el color rojo de la sangre: la sangre de Drago a la que llamaban cinnabaris y que según relata Plinio se recogía en las islas con fines medicinales.




Los guanches, aborígenes de las islas, daban a este árbol un carácter totémico y era considerado como protector. En el Tagoror o consejo guanche, en el que se tomaban las decisiones más relevantes del menceyato, era habitual que los miembros se sentaran en piedras en círculo alrededor de un Drago o por lo menos situados muy próximos a él.


La Sangre del Drago se utilizaba medicinalmente y formaba parte de muchos de sus ritos esotéricos, entre los que destacaba el hecho de dibujar tatuajes en sus caras en las bodas y otras ceremonias. Esta misma preparación se hacía para teñir su vestimenta.

No es el Drago el único árbol en el que la savia adquiere este característico color rojizo, ya que en otras culturas y bajo el nombre de sangre de Grado, encontramos savias de parecidas características y utilizada con los mismos fines, a las que también haremos referencia.


El nombre científico del Drago es Dracaena Draco L. y pertenece a la familia de las Agaváceas.
Es una planta arborescente de hasta 15-20 metros de altura, con el tronco liso en los ejemplares jóvenes y rugoso y agrietado en los ejemplares viejos. Las hojas basales, al ir siendo eliminadas, son las que van dando forma al tronco y a la vez al ir despuntado este va dando lugar a las ramas, que si se deja crecer en estado salvaje tarda mucho en ramificar. Las hojas son lineales y coriáceas  pero flexibles, de color verde grisáceo en los ejemplares adultos. El tamaño de las mismas es de unos 3-4 cm. de anchura y entre 50-60 cm. de longitud, que forman abanicos o manojos al final de las ramas y del tronco. Las flores son blanquecinas y forman densos racimos subterminales. Los frutos son bayas esféricas anaranjadas, carnosas y de 1-2 cm. de diámetro.

Los dragos son árboles de fácil cultivo que toleran relativamente bien el frío y que soportan grandes períodos de sequía. Plantados en jardines se suelen utilizar como elementos aislados, aunque hoy por hoy también es frecuente verlos plantados en macetas hasta que adquieren un tamaño muy considerable y es que el estos ejemplares pueden alcanzar una logenvidad muy avanzada.


Tal es el caso del famoso Drago milenario de Icod de los Vinos, en el valle de la Oratava (Tenerife), sagrado para los guanches y del que se cuenta que bajo él se celebró la última reunión de los cuatro últimos menceyes: Belicar de Icod, Romen de Daute, Pelinor de Adeje y Adioria de Abona para pactar la paz con el Rey de España, a fin de evitar más derramamiento de sangre para su ya castigado pueblo.



Actualmente este Drago posee una altura de 17 metros y se sostiene bajo un perímetro de base de 20 metros, con un peso de 140 toneladas, de las que 80 se estiman pertenecen a la copa. Tal belleza fue inmortalizada por el Bosco en su obra “El jardín de las Delicias”.


Es necesario no olvidar otro Drago que existía en el mismo valle y al que hace referencia Alexander Humbolt, uno de los primeros exploradores de las islas del que nos cuenta que tenía 15 metros de circunferencia y unos 6.000 años de vida, bajo el cual y después de invocar al dios Acorán los primitivos guanches administraban justicia. Éste ejemplar fue destruido por un huracán en 1867.

El hábitat natural del Drago lo conforman las zonas de barrancos de la isla de Tenerife, los ejemplares silvestres son muy pocos y los que predominan son los cultivados con fines ornamentales en lugares públicos de la isla.

Es después de la conquista de las islas cuando el árbol es introducido en Europa, alcanzando un alto precio al ser comercializado, de hecho pagaba diezmos.

Durante mucho tiempo se ha puesto en duda la capacidad como navegantes de los guanches, pero existen testimonios que dan fe de ello: El ingeniero Cremonés Leonardo Torriani en su  “Descripción de las islas Canarias” relata:

“También hacían barcos del árbol del drago, que cavaban entero y después ponían lastre de piedra, y navegaban con remos…”

Con esto tenemos una propiedad más del árbol sagrado que es la utilización de su madera.

 Y como anécdota finalizar que con la sangre de Drago se coloreaba un barniz con el que Stradivarius daba el toque final a sus famosos violines.



SANGRE DE DRAGO AMERICANO E HINDÚ

Se extrae de la variedad Croton Lechleri, de la familia de las Euphorbiaceae, género Croton y originario de Perú. Éste es un árbol de una altura que oscila entre 12 y los 20m. de altura. La edad ideal para obtención del látex es cuando llega a los 18 metros y alcanza un diámetro de medio metro aproximadamente. De color rojo similar al de la sangre humana, es ligeramente denso y al igual que en el Drago se endurece rápidamente al contacto con el aire. Es de olor agradable pero de sabor muy amargo. Tampoco es soluble en el agua pero sí en el alcohol.

Las propiedades medicinales del látex, también al igual que la del Drago es cicatrizante tanto externa como internamente. Y la utilidad de la “sangre” con fines mágicos también es similar, utilizándose como base de tinte para la elaboración de tintas mágicas y como ingrediente de muchos trabajos para la obtención de amor y uniones de parejas.




En Centroamérica el árbol utilizado es el Machaerium isadelphum, perteneciente a la familia de las Papilionáceas. Su uso medicinal también es por vía interna para diarreas y por vía externa para la cicatrización de úlceras y heridas, aunque todavía este árbol está en estudio ya que se le presuponen muchas utilidades terapéuticas.



En la India es el Daemonorops draco B. (sinónimo Calamosdraco W.) y perteneciente a las familia de las Arecáceas. Palmera originaria de la India Occidental y del archipiélago de Indonesia. Las propiedades medicinales de esta especie son sobre todo astringentes y se utiliza con éxito para tratar diarreas, úlceras y hemorragias, así como para la elaboración de pastas dentífricas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...